CÓMO HACER FOTOS A LOS INMUEBLES

Cómo hacer fotos a los inmuebles
Resaltar aquí y ahora la importancia de unas buenas fotos dentro del servicio de venta de inmuebles me parece algo que carece de sentido por lo obvio que es para cualquier profesional del sector, así que vamos directamente a destacar los puntos a tener en cuenta cuando hagáis este tipo de fotografías.

Equipamiento

No desestiméis las fotos realizadas con el móvil. En ciertas ocasiones, estas pueden ser de calidad suficiente como para reflejar las características a destacar en la propiedad, sobre todo si solo vamos a visualizar las fotos por pantalla. Aún así, debéis tener en cuenta que la foto obtenida por cualquier cámara réflex, por mala que sea, será de mejor calidad que la obtenida por el mejor móvil. Esta afirmación se basa en una cuestión física que casi todos obvian: el tamaño del sensor de las réflex (incluso las APS-C) es mayor que el de cualquier móvil.
¡Oh! ¡Sorpresa! No todo está en los megapíxeles del sensor. El tamaño del mismo influye de forma definitiva en la calidad final de las fotos.
Por ello, mis recomendaciones en cuanto a equipamiento son las siguientes:
– Cámara Reflex (APS-C o Full frame), cuanto más azúcar más dulce.
– Un buen objetivo Gran Angular, yo dispongo de un Nikon 14-20 y un Tamron 10-24.
– Trípode
– Tarjetas, baterías, etc.
– Disparador remoto (opcional)
– Flashes o luces de apoyo (opcional)
Algo de atrezo: cojines, colchas, caminos de mesa, velas, flores, etc.
Llegamos al inmueble

¿ Cómo hacer fotos a los inmuebles ? Lo primero que hago una vez en la vivienda es hablar con el agente inmobiliario y pedirle que me comente los argumentos de venta que utilizará como “puntos fuertes”, así como los “puntos débiles” que tiene la propiedad. Evidentemente, nuestro trabajo se centra en potenciar las bondades de la casa y disimular los defectos.

 

El siguiente paso es visitar completamente todas las estancias para obtener una idea general del trabajo a realizar.
Es importante hacer ver al agente y a los propietarios que en fotografía inmobiliaria “más es menos”, es decir, cuanto más recargada y “personalizada” esté la casa, menos posibilidades de venta. Por ello debemos evitar, en la medida de lo posible, que se vea todo tipo de marcas comerciales (sobre todo en el baño: cuidado con los geles, champús, etc.). Asimismo tenemos que “despersonalizar” la vivienda, y con ello me refiero a no mostrar fotos personales ni opiniones políticas o religiosas, ni siquiera futbolísticas, y en general todo aquello que pueda generar polémica.

En la cocina hay que asegurarse que la encimera esté lo más despejada posible, todo ordenado y limpio. Cuidado con los estropajos que solemos tener al lado del fregadero: debemos retirarlos.

Una cuestión que suele llamar la atención es que dejo las cortinas corridas y en la mayor parte de los casos incluso bajo las persianas. El porqué es muy sencillo: las cámaras son incapaces de adaptarse a la luminosidad exterior y a la interior a la vez, por lo que, a no ser que el argumento de venta sean las vistas exteriores, opto por encender las luces indirectas de la estancia y conseguir un ambiente bastante intimista que es de lo más resultón.

 

Nos ponemos a trabajar en cómo hacer fotos a los inmuebles

Mi procedimiento de actuación es el siguiente:
– Revisamos el orden en la estancia y retiramos cualquier objeto que no deseemos que aparezca en la foto.
– Incluimos algo de atrezo.
– Buscamos el ángulo que nos muestre la mayor parte de la estancia y colocamos el trípode en esa posición.
– Nos aseguramos que no aparecemos reflejados en las ventanas, espejos o jarrones.
– Colocamos la cámara en modo de ajuste de apertura para que calcule la velocidad de exposición. (No os asustéis si os marca varios segundos).
– Por supuesto disparamos en RAW.
– Una cuestión importante que no se suele tener en cuenta es el Balance de Blancos. Para los que no estáis familiarizados con este concepto os pondré un ejemplo. Si sacáis una foto a pleno sol, comprobaréis que la foto sale con una dominancia amarilla-naranja. Si lo hacéis con la iluminación de unos tubos de neón el color se volverá azulado. Pues bien, las cámaras tienen la posibilidad de compensar de forma automática esos colores. Para conseguirlo, buscad un “botoncito” con las letras WB y jugad con él.
– Ajustamos la apertura a un mínimo de 6,3 (yo suelo utilizar 8).
– Nos aseguramos que el ISO está al menor valor posible (100 ó 200).
– Encuadramos.
– Enfocamos a la zona más alejada de la habitación.
– Utilizamos el disparador remoto para tomar la foto. Debemos tener en cuenta que los tiempos de exposición con esta técnica pueden ser muy largos, y el simple hecho de pulsar el disparador de la cámara puede hacer vibrar la misma y arruinarnos el trabajo.
– Comprobamos la foto y, si estamos contentos, recolocamos los objetos que hemos retirado previamente, quitamos el atrezo y dejamos todo como lo hemos encontrado.
– Pasamos a la siguiente estancia.
Uso del flash
– Si disponéis de un flash, nunca debéis colocarlo apuntando en el mismo sentido que el objetivo, pues os aparecerán sombras y reflejos que deslucirán totalmente el trabajo.
– El flash se ha de situar apuntando al techo o a las paredes, de tal forma que rebote. No es infalible, pero os ayudará en algunas ocasiones.
– Lo óptimo sería que lo pudierais disparar de forma remota y que llevara una “ventana de luz”. De esta manera podréis moverlo al punto de la habitación que más os interese destacar.

Atrezo

Aunque no sea mi responsabilidad, suelo hablar previamente con el agente acerca de la “decoración” que vamos a encontrarnos en el inmueble.
Si me dice que está vacío, sin muebles, le suelo recomendar que lo “vista”, pues unas habitaciones vacías no lucirán de ninguna forma y nuestras fotos no dirán nada.
Si hay muebles pero no ajuar, es decir, colchas, toallas, platos, vasos, etc., le recomiendo que los aporte, los utilizaremos.
Pero lo que siempre llevo en mi KIT de emergencia son velas y un par de cojines, por si acaso.
La finalización del trabajo, cómo hacer fotos a los inmuebles

Una vez acabado el “trabajo de campo”, y a pesar de que hayáis seguido mis consejos anteriores, aún queda una última fase no menos importante: la edición de las fotografías. Sentados frente al ordenador de nuestro despacho debemos comprobar las altas luces, las sombras y sobre todo el balance de blancos.
Y por fin, transformamos a .jpg y publicamos.
Espero que estos pequeños consejos de cómo hacer fotos a los inmuebles os ayuden a mejorar vuestras fotos inmobiliarias.

 

Entrada por Gran Angular Foto.

4 comentarios en «CÓMO HACER FOTOS A LOS INMUEBLES»

  1. Hola, en general buenos consejos aunque discrepo en algunos aspectos de la técnica.
    Enfocar al fondo de la estancia solo me parece recomendable si se trata de una habitación vacía. Cuando la estancia está amueblada normalmente queremos que salga todo lo más nítido posible. Ahí es donde entra el concepto de profundidad de campo. Se obtiene más profundidad de campo con aperturas de diafragma más bien cerradas (f8 -f11), pero sin pasarse porque sino se produce difracción.
    Normalmente entre 1/3 y 1/2 de la distancia total de la estancia es donde se consigue mayor profundidad de campo. Se puede comprobar en la práctica o utilizar una calculadora de profundidad de campo…. sobretodo al principio.
    Otra recomendación que haría es tratar de mantener las verticales rectas, primero en la toma y luego rectificar el efecto del gran angular en postproducción.
    Y otra más es no abusar del gran angular. Con fullframe menos de distancia focal 17 mm da resultados demasiado distorsionados.

    Responder
      • Gracias, Manuel, estoy de acuerdo contigo y es totalmente cierto lo que dices, de hecho yo también utilizo distintas técnicas dependiendo del inmueble a fotografiar, pero se trataba de dar unas pinceladas con carácter general. Aprecio tus puntualizaciones, creo que eran necesarias.
        Saludos y de nuevo gracias.

        Responder
        • La verdad es que es muy difícil resumir la complejidad de la fotografía de interior en un solo post, y tampoco era el objetivo. Tu post es muy bueno para tener un punto de partida. Así que gracias por compartir y a seguir publicando! Un saludo!

          Responder

Deja un comentario

dos + tres =