CONSEJOS PARA AGRANDAR ESPACIOS PEQUEÑOS

CONSEJOS PARA AGRANDAR ESPACIOS PEQUEÑOS

¡Amuebla!.
Los espacios vacíos siempre parecen más pequeños de lo que son.

Pinta en blanco.
O en un tono muy claro para multiplicar la luz y ganar amplitud.
Recomendamos blanco RAL9010 (para huir del blanco hospital) o
greige, mezcla de beige y gris (en plena tendencia y va bien con cálidos
y fríos).

Despeja ventanas.
Y abre cortinas para sumar visualmente el espacio exterior y potenciar la
luz natural.
Si las vistas no son bonitas, usa cortinas claras y translúcidas que
lleguen hasta el suelo para ganar verticalidad sin ganar peso visual ni
impedir que pase la luz.

Usa espejos.
Reflejarán la luz y duplicarán el espacio ópticamente.
Utiliza formatos grandes y evita colocarlos frente a puertas, ventanas o
camas (según el feng shui) y asegúrate de que reflejen zonas bonitas.

Derriba tabiques.
Para integrar zonas ganando luz y aprovechando zonas muertas.
¡Verifica que no sea de carga!

Instala puertas correderas, de cristal o prescinde de ellas.
¡Ganarás espacio y luz!

Crea un altillo.
Tendrás almacenaje sin que salte a la vista.

Ubica los muebles más grandes al fondo.
Pegados a la pared y que sean en tonos claros para replicar la luz.
Evita que ningún mueble obstaculice la visión global del espacio.

Camufla muebles.
Forrándolos o pintándolos del color del suelo o la pared. Reducirás el
peso visual del conjunto.

Usa muebles transparentes y ligeros.
De cristal o metacrilato, minimalistas, con patas delgadas, de formas
redondeadas, abiertos o suspendidos, para restar peso visual, que pase
la luz y ganar espacio.

Separa ambientes sin dividirlos.
Usando alfombras y dibujando triángulos con un mueble o ambiente en
cada eje (triángulo de Kanizsa).

Coloca muebles en horizontal, por debajo del nivel de los ojos.
La misma línea en horizontal se ve más corta que otra igual en vertical.
El movimiento del ojo en vertical requiere más esfuerzo, se ve más lento
y parece más largo.

Los colores fríos alejan ópticamente.
Los verdes y azules simulan espacios abiertos y crean contraste.
¡Que no falten las plantas para un plus de vitalidad y frescor!

Usa muebles de dimensiones proporcionales al espacio a amueblar sin
saturarlo.

Crea un punto focal.
Un elemento o un mueble se verá más grande si se rodea de elementos
pequeños.

Crea perspectiva.
Simula profundidad con simetrías y líneas rectas.

Usa muebles convertibles, móviles, polivalentes…
Ganarás funcionalidad sin sacrificar espacio.

Deja espacios vacíos para circular libremente.

Usa cuadros y objetos de decoración pequeños.

Orden, limpieza y minimalismo.
¡Despeja superficies, deja sólo lo imprescindible y que reluzca!

Esperamos que estos consejos para agrandar espacios pequeños os sean de utilidad.

Deja un comentario

diecinueve + diecisiete =